El portero pasa a los colores que digamos entre los conos. Con la pierna dominante se anota un punto, con la no dominante 3. Podemos hacer tantas variantes como queramos, y dificultar la acción del pase.

Es importante hacerlo a una velocidad considerable, con poco tiempo de reacción, y complicar de vez en cuando el ejercicio diciendo varios colores a la vez, para que memorice la secuencia.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.