No tiene sentido un entrenamiento predominantemente físico (Condicional) que no esté orientado a lo que se nos va a requerir en la pista, ni tenga transferencia.

Por ello, tras la vuelta de navidades, planteamos una sesión exigente (con previo calentamiento, trabajo individual durante el descanso y demás) pero integrada, con balón y portería, realizando esfuerzos cortos pero intensos, unos ejercicios para la mejora de resistencia anaeróbica láctica.

  1. «¡Persigue la bola!»: El portero neutraliza el balón antes de que salga del área. Puede haber cambio de dirección y amagos. Tras esto, recuperación activa en escalera de coordinación.
  2. Juego de las 5 postas: A cada posta le corresponde un número, al decirlo, el portero debe tocarla o realizar en ella un gesto técnico, volviendo a portería para rechazar el lanzamiento.
  3. Variante: A cada posta le corresponde un color, decimos una secuencia y el portero memoriza.

¡Grandísimo esfuerzo de los chicos! ¡Con deportistas así vamos al fin del mundo!


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.