Ejercicio global (con varias consignas, puntos de atención o gestos técnicos implicados) para la mejora de la velocidad de reacción.

Los porteros deben desviar las pelotas de tenis, lanzadas a ambos, sin orden. A la voz de «Pelota!» se lanza un balón, que deberán devolver antes de que bote. En la variante del ejercicio incluimos también tiro y desvío de balón normal. Las pelotas de tenis al bote favorecen la mejora de la velocidad de reacción y agilidad en portería.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.