En nuestro deporte tenemos que ser ágiles no únicamente de forma física, sino también mentalmente.

Planteamos a partir de ahora muchas sesiones donde los porteros deban pensar, decidir, tomar decisiones, retener procesos y aplicar uno u otro según las circunstancias, etc. Un jugador más inteligente siempre va a ser un mejor lector del juego, y por tanto, un mejor portero, en nuestro caso.

  1. (Agilidad mental y Coordinación) Coordinación «Abecedario»: El portero dibuja la letra que le digamos entre la estructura de conos, con dos apoyos en cada espacio.
  2. (Agilidad física) Pase, desplazamiento y caída.
  3. (Agilidad mental y física) Le decimos al portero una secuencia de colores (correspondientes a la portería que va a defender). Acto seguido botamos un balón, que dará el punto de salida al ejercicio (reacción a estímulo sonoro). La primera portería que defiende será mediante la cruz, las dos siguientes mediante paso de valla.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.